Comunicado de prensa Nº 35

Bogotá D. C., 3 de febrero de 2021. En relación con la actuación de la Fiscalía General de la Nación y del Coordinador de Fiscales Delegados ante la Corte Suprema de Justicia, doctor Gabriel Ramón Jaimes Durán, en el proceso de investigación que se sigue contra el exsenador Álvaro Uribe, actualmente imputado como presunto responsable de varios delitos, junto a mis abogados nos permitimos comunicar a la opinión pública lo siguiente:

  1. Como lo hemos venido sosteniendo, existen múltiples evidencias que demuestran que el fiscal Gabriel Ramón Jaimes no ofrece garantías de imparcialidad y neutralidad en esta investigación, porque cada vez es más notorio su propósito de que el proceso que está en sus manos concluya con una preclusión y en la impunidad.

 

  1. En los últimos días, algunos medios de comunicación han informado que, ante el fallo que declara improcedente la acción de tutela interpuesta por el exsenador Uribe y apoyada por el fiscal Jaimes, se estaría preparando la decisión que concluye la fase de investigación en el presente caso. Estos medios señalaron que el ente investigador habría ordenado la práctica de cien pruebas, de las cuales muchas ya habían sido recaudadas por la Corte Suprema de Justicia.

 

  1. En el día de ayer solicitamos al fiscal Gabriel Ramón Jaimes que confirme si es o no cierta la mencionada información, y en tal caso le aclare al país y a nosotros mismos las razones por las cuales se estarían repitiendo actividades probatorias realizadas por la Corte Suprema, pues lo que corresponde es tenerlas  como elementos materiales probatorios, evidencias o información legalmente obtenida como fundamento para proseguir con la actuación procesal siguiente, que a la luz del derecho y de la transparencia no puede ser otra que la presentación del escrito de acusación en contra del imputado Uribe Vélez.

 

  1. De igual forma, públicamente exhortamos al fiscal Jaimes para que informe a la Nación, si la Fiscalía considera inválida la práctica probatoria que ha sido recaudada por el máximo tribunal de la justicia en este expediente, y cuáles serían las razones. De ser cierta la información sobre la repetición de estas actividades probatorias, estaríamos ante un escenario que pretendería modificar el sentido, alcance o resultados del abundante y contundente recaudo probatorio que llevó a cabo por años la Corte Suprema de Justicia con el fin de precluir el proceso.
Of. Prensa- Iván Cepeda Castro
+ posts